ESTRASBURGO, Francia, 24 January 2017 /PRNewswire Policy/ — La comisión de Comercio Interior del Parlamento dio el 24 de enero su visto bueno al acuerdo comercial con Canadá, el denominado CETA, antes de que se someta a la votación del pleno en febrero. Este pacto elimina los aranceles sobre la mayoría de los bienes y servicios comercializados entre la UE y Canadá. El responsable de la negociación en el PE, Artis Pabriks, aseguró en una entrevista en Facebook Live que el acuerdo “se basa en las mejores prácticas a ambos lados del Atlántico”.

El eurodiputado popular letón sostuvo que el CETA es un “buen ejemplo de cómo deben hacerse buenos acuerdos comerciales”.

Pabriks dijo, en respuesta a las preguntas de los seguidores del Parlamento en Facebook que dijeron que no hay suficiente transparencia en torno al CETA, que el acuerdo ha estado disponible en línea durante los últimos tres años.

Sobre los temores de que pueda afectar a la soberanía nacional, comentó: “En Europa tenemos nuestras constituciones, nuestras leyes y nuestros tratados de la UE. Este acuerdo comercial no es capaz de anular ninguno de ellos”.

Aunque reconoció que el CETA no será la panacea, sí subrayó que las pequeñas y medianas empresas tendrían más posibilidades, al tiempo que recordó que el comercio internacional es actualmente responsable del 14 por ciento del empleo en la UE.

Estándares europeos

Sobre la preocupación de que los alimentos que no cumplen las normas europeas puedan inundar el mercado de la UE, Pabriks dijo: “El hecho es que este acuerdo no permite una disminución de las normas en nuestro continente”.

“Los canadienses son semejantes a nosotros los europeos. Hay ciertas áreas donde las normas de la UE son superiores, y otras donde los canadienses son mejores. Este acuerdo se basa en las mejores prácticas a ambos lados del Atlántico, por lo que los canadienses ganarán, al igual que nosotros”, continuó.

El acuerdo comercial UE-Canadá tiene como objetivo impulsar los flujos de comercio e inversión entre la Unión Europea y el país norteamericano de más de 36 millones de personas. La UE y Canadá firmaron el acuerdo el 30 de octubre de 2016, pero el acuerdo debe ser ratificado por el Parlamento Europeo antes de que pueda entrar en vigor. La UE es ya el segundo socio comercial más importante de Canadá y se espera que el comercio entre las dos partes aumente más del 20% una vez que CETA se haya aplicado plenamente.

Derechos de Autor Unión Europea, 1995-2017

SOURCE Parlamento Europeo